Egipcios muestran sus posturas antagónicas

Por Noticieros Televisa | Fuente: EFE | 2012-12-11

Protestas en Egipto

Islamistas y opositores protestan por separado de cara al referendo constitucional del próximo sábado; en los alrededores del Palacio Presidencial hay manifestaciones

EL CAIRO, Egipto, dic. 11, 2012.- La capital egipcia volvió a albergar este martes una serie de protestas en torno al próximo referendo constitucional.

Los islamistas y los opositores egipcios protestaron hoy por separado y dejaron claro sus posturas antagónicas de cara a la consulta del próximo sábado, que gran parte de los jueces se niegan a supervisar, en medio de los esfuerzos para poner solución a la crisis.

Los alrededores del Palacio Presidencial en El Cairo volvieron a ser escenario de protestas contra el presidente egipcio, Mohamed Mursi, y contra el texto constitucional redactado por una asamblea de mayoría islamista y boicoteada por la oposición laica.

Los manifestantes derribaron parte de uno de los muros levantados por los militares frente al palacio, dejando el espacio justo para que las personas llegadas de las marchas desde distintos puntos de la capital pasaran al otro lado y alcanzaran la sede presidencial.

Ante un palacio de paredes pintadas con grafitis contra Mursi y resguardado por un cordón policial, los congregados cantaron lemas que pedían la salida del poder de Mursi y mostraron banderas de Egipto y fotografías de jóvenes revolucionarios fallecidos.

El manifestante Hazem Badia destacó a Efe que los Hermanos Musulmanes "gobiernan el país desde un punto de vista religioso, distinto al del resto de egipcios y atrasado, ya que no tiene ninguna relación con el progreso".

En contraposición al ambiente liberal que reinaba en torno al palacio de Itihadiya, los islamistas volvieron a echar un pulso a los opositores y defendieron en las calles la política de Mursi y el proyecto de Constitución.

"No se puede luchar contra el Islam en Egipto. Queremos que se aplique la ley islámica y todos los que la rechazan son nuestros enemigos", explicó el egipcio Adel Ali en la plaza de Raba Adauiya, en el distrito cairota de Medinat Naser.

Una multitud de hombres barbudos y un escaso número de mujeres veladas protagonizaron marchas en varias zonas del país para respaldar la nueva Carta Magna enarbolando banderas con versos coránicos y entonando lemas como "El Islam es la solución", propio de los Hermanos Musulmanes.

Pese a que Mursi autorizó ayer al Ejército para detener a civiles, la Presidencia aclaró hoy que el decreto no estipula que los civiles arrestados sean procesados ante la Justicia castrense.

Lo que parecen visiones irreconciliables entre los sectores ultraconservadores y los no islamistas volvieron a reflejarse en las calles, mientras persisten las dudas sobre la viabilidad del referendo.

El Club de Jueces, la principal asociación de la magistratura, anunció hoy que sus miembros no participarán en la supervisión de la consulta, según lo decidieron más del 90% de los magistrados.

El presidente de esta asociación, Ahmed el Zend, rechazó la nueva declaración constitucional promulgada el pasado sábado por Mursi por ser "una agresión a la libertad de los ciudadanos y a la sacralidad de la justicia".

Por ahora, la oposición, reunida bajo el Frente de Salvación Nacional, ha pospuesto hasta mañana su decisión sobre si boicotear o pedir el no en el plebiscito.

Mursi lanzó a última hora de hoy un nuevo intento para que la oposición participe mañana en su diálogo nacional, de forma que el referéndum pueda salir adelante con el mayor consenso posible.

En un llamado paralelo, que evidencia las grietas entre la institución presidencial y el Ejército, las Fuerzas Armadas egipcias han convocado mañana una reunión de "la familia egipcia", en la que invitaron a representantes políticos, culturales y sociales del país, al tiempo que negaron que se trate de un "diálogo nacional" de carácter político.

La inestabilidad política en el país ha llevado al Gobierno egipcio a pedir al Fondo Monetario Internacional (FMI) que retrase un mes las negociaciones para obtener un préstamo de 4.800 millones de dólares de ese organismo, según aseguró hoy el primer ministro egipcio, Hisham Qandil.

Las autoridades egipcias han solicitado posponer su petición del préstamo, sobre el que el pasado 20 de noviembre ambas partes llegaron a un principio de acuerdo, que estipulaba una serie de medidas para reducir el déficit público.

Hace dos días, Mursi aprobó una importante subida de impuestos a determinados bienes y servicios que tuvo que suspender horas después ante las presiones recibidas y el clima convulso que se respira en el país.

Te recomendamos»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]