Destructor británico parte hacia el Atlántico Sur

Por Agencia | Fuente: EFE | 2012-04-04

Dos días después del 30 aniversario del inicio de la guerra de las Malvinas, que enfrentó a Argentina y Reino Unido, parte hacia el Atlántico Sur uno de los buques británicos de guerra más modernos

LONDRES, Inglaterra, abr. 4, 2012.- El destructor "HMS Dauntless", uno de los buques de guerra más modernos del Reino Unido, zarpó este miércoles del puerto inglés de Portmouth rumbo al Atlántico Sur, en medio de la tensión con Argentina por la soberanía de las islas Malvinas.

El barco, cuyo despliegue fue anunciado por el Gobierno el pasado enero, zarpó dos días después de que se cumpliese el 30 aniversario del comienzo de la guerra que libraron el Reino Unido y Argentina por las Malvinas, en la que casi 900 personas murieron, en su mayoría argentinos.

Numerosas personas, algunas con banderas británicas, se dieron cita en el puerto de Portmouth para decir adiós a la tripulación del "HMS Dauntless", uno de los seis nuevos destructores Tipo 45 de la Marina británica que está equipado con un avanzado sistema de navegación que hace difícil que pueda ser detectado por radar.

El anuncio del despliegue de este buque causó el malestar del Gobierno argentino, que dijo que el Reino Unido iba a militarizar el Atlántico Sur y ayer volvió a acusar a Londres de "colonialismo".

El "HMS Dauntless", que sustituirá al barco británico "HMS Montrose" y tardará aproximadamente un mes en llegar al Atlántico Sur, tiene previsto hacer escala en algunos países del oeste y sur de África antes de llegar a aguas cercanas a las Malvinas, donde permanecerá seis meses, según ha informado el Ministerio de Defensa.

El Reino Unido ha insistido en que el envío del destructor no supone una militarización del Atlántico Sur, sino que es una operación de "rutina" que forma parte de la continua presencia británica en la zona.

Ésta es la primera operación naval del "HMS Dauntless" desde que fue encargado por la Marina (Royal Navy) en 2010.

El capitán del buque, Will Warrender, dijo a la cadena británica BBC que la tripulación ha "trabajado muy duro en el último año con el fin de prepararse para su primer despliegue operativo".

"Ahora estamos listos para que nuestra presencia dé seguridad a la región y para proteger los intereses británicos", añadió.

El Gobierno británico había anunciado el envío del destructor al Atlántico Sur el pasado 31 de enero sin dar una fecha concreta de partida, que fue confirmada el pasado lunes, justo el día del 30 aniversario del comienzo del conflicto con Argentina.

El primer ministro británico, David Cameron, reiteró el lunes el compromiso de su país de defender la autodeterminación de los casi 3.000 malvinenses que quieren seguir bajo soberanía del Reino Unido.

Tras conocerse el despliegue del destructor, el Gobierno argentino presentó una queja formal ante la ONU para denunciar lo que considera la militarización del área deMalvinas.

Las islas, cuya soberanía reclama Argentina desde 1833, están a unos 13.000 kilómetros del Reino Unido y a unos 460 de Argentina.

El Gobierno argentino también condenó la presencia el pasado febrero del príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al Trono británico, para cumplir una instrucción militar.

CRISTINA FERNÁNDEZ REPUDIA ATAQUE A EMBAJADA BRITÁNICA

Por otra parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández, repudió hoy los "actos vandálicos" protagonizados el lunes por grupos radicales contra la embajada británica en Buenos Aires, coincidiendo con el 30 aniversario del inicio de la guerra por las Malvinas, y pidió a los jueces que "juzguen" a los responsables.

"Quiero repudiar los actos vandálicos cometidos contra la embajada del Reino Unido y contra cualquier embajada", sostuvo Fernández al encabezar un acto en la ciudad sureña de San Carlos de Baroliche.

"Lo del otro día no fue una protesta social, sino un acto de vandalismo de organizaciones que no representan a la política", dijo al aludir a los radicales que quemaron la bandera británica y apedrearon y arrojaron bombas caseras contra la sede diplomática antes de enfrentarse con la policía.

Tras recomendar a los jueces que "juzguen y castiguen" a quienes cometen este tipo de desmanes, Fernández afirmó que le "llama la atención" que en gobiernos de "tanto avance en materia de derechos humanos surjan estos grupos tan violentos que parecen servir a los intereses contrarios a Argentina".

Fernández también criticó a quienes quemaron banderas británicas durante las manifestaciones que recordaron el 30 aniversario de la guerra que este país y el Reino Unido libraron por la soberanía de las islas Malvinas.

"No creo en la quema de banderas, sino más bien en elevar nuestra bandera a lo más alto. No se es más argentino quemando banderas", se quejó.

La guerra por la soberanía de Malvinas, que inició el 2 de abril de 1982 y concluyó con la rendición argentina el 14 de junio del mismo año, dejó cerca de 900 muertos, en su mayoría argentinos.

Recomendados»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]