Médico de Michael Jackson decide no testificar en su defensa

Por Agencia | Fuente: EFE | 2011-11-01

Conrad Murray rechaza dirigirse al jurado para explicar su propia versión acerca de lo que pasó el día en que falleció Michael Jackson; los abogados del médico le aconsejaron no testificar

LOS ÁNGELES, Estados Unidos, nov. 1, 2011.- El doctor Conrad Murray, acusado de homicidio involuntario en la muerte de Michael Jackson, declinó este martes subir al estrado para contar al jurado su versión de lo ocurrido la jornada del fallecimiento del "rey del pop".

El médico había sido aconsejado por sus abogados para que no testificara, a pesar de lo cual el juez encargado del caso en la Corte Superior de Los Ángeles, Michael Pastor, insistió en recordarle al acusado que estaba en su derecho de declarar en su defensa.

"Mi decisión es no testificar", dijo Murray, de 58 años, tras hacer una pausa para mirar a sus dos abogados, que según publicaron hoy algunos medios en Estados Unidos no se habían puesto de acuerdo sobre qué era lo más conveniente para su cliente.

En caso de prestar testimonio, Murray podría haberse dirigido al jurado y explicarles en primera persona qué pasó cuando falleció Jackson, aunque se hubiera tenido que enfrentar a las preguntas de la Fiscalía sobre las supuestas negligencias graves que cometió en el cuidado del cantante.

La defensa de Murray dio por terminada sus presentaciones hoy y el ayudante del fiscal del distrito David Walgren pidió la comparecencia de nuevo del médico Steven Shafner, testigo clave de la acusación.

Walgren repasó las declaraciones del anestesista experto de la defensa Paul White con la intención de que Shafner refutara la teoría de que Jackson se inyectó la dosis de fármaco que le causó la muerte, tal y como argumentó White y los abogados de Murray.

La Fiscalía considera que el acusado es culpable de homicidio debido a una serie de "flagrantes negligencias" que llevaron precipitadamente a poner fin a la vida de Michael Jackson.

El juicio cerró la fase testimonial y de presentación de pruebas y quedó a la espera de los alegatos finales una vez que el acusado, el médico Conrad Murray, decidiera no testificar en su defensa.

La Fiscalía y los abogados de Murray dieron por concluido su planteamiento del caso y el juez Michael Pastor, de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, emplazó al jurado para una nueva sesión el jueves 3 de noviembre en la que las partes resumirán sus argumentos en función de lo visto durante el juicio.

El "rey del pop" falleció el 25 de junio de 2009 víctima de una intoxicación aguda de propofol, un anestésico de uso hospitalario que el artista usaba con frecuencia para combatir el insomnio, según se ha evidenciado en la Corte.

Murray reconoció a la Policía que dio una dosis de propofol a Jackson horas antes de su muerte, pero en una cantidad no letal, y que posteriormente abandonó el dormitorio de Jackson unos minutos.

A su regreso observó que el cantante yacía inerte en la cama.

La defensa se apoyó en el testimonio del anestesista Paul White, experto en propofol, para explicar que Murray dio una dosis pequeña de esa sustancia a Jackson que no pudo causarle la muerte y apuntó a que el propio cantante, en un descuido de su médico, se inyectó más cantidad sin ser consciente del peligro que suponía para su vida.

La Fiscalía llamó a otro experto en anestesia, Steven Shafner, quien consideró la hipótesis de que el "rey del pop" se diera una sobredosis de forma accidental como "extremadamente improbable".

Según Shafner, las evidencias muestran que el artista recibió suficiente medicación a través de vía intravenosa como para fallecer.

Al margen de cómo tuviera lugar la fatídica dosis, los fiscales han tratado de elaborar su caso en torno al discutible comportamiento del acusado quien, según los expertos cuestionados en el juicio, se desvió seriamente de los estándares médicos en el cuidado de Jackson.

Para la acusación, Murray cometió una serie de negligencias que tuvieron como consecuencia la muerte de Jackson y eso penalmente equivaldría a un homicidio involuntario.

La Fiscalía dijo que Murray tenía una relación de empleado-empleador con Jackson y no una de médico-paciente por atender las peticiones médicas del cantante aunque fueran inapropiadas y entre las que estaba darle propofol para dormir, un anestésico que solo está indicado para ser utilizado en un hospital.

Asimismo, se criticó que el acusado no contaba con suficiente equipamiento para hacer frente a una parada cardiorespiratoria en el dormitorio de Jackson y que abandonó al artista cuando estaba sedado.

Según lo expuesto en el juicio, Murray se demoró en llamar a urgencias, realizó de forma incorrecta la reanimación cardiopulmonar y trató de esconder restos de fármacos antes de la llegada de los paramédicos a los que posteriormente ocultó que Jackson había sido tratado con propofol.

La defensa argumentó que Jackson era un adicto a los sedantes y que Murray había intentado que dejara el propofol durante los meses que estuvo a su servicio

Recomendados»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]