Gobierno chileno afirma que 'se terminó' la anarquía, tras disturbios

Por Agencia | Fuente: EFE | 2011-10-08

El Gobierno de Chile señala que su objetivo es garantizar el orden público, la paz social y evitar actos vandálicos

SANTIAGO DE CHILE, Chile, oct. 8, 2011.- El Gobierno de Chile aseguró que "se terminó" la anarquía en este país, "que un encapuchado pueda deshacer en las calles", tras los graves disturbios ocurridos el jueves en manifestaciones de estudiantes en la capital chilena y en otras ciudades.

"Se terminó aquello de que un encapuchado cree que puede hacer y deshacer, puede enfrentar, escupir y lanzar piedras o bombas molotov a un carabinero; que puede apedrear un local comercial, poner barricadas en cualquier momento o en cualquier calle o buscar incendiar autos", declaró el ministro portavoz Andrés Chadwick en el Palacio de la Moneda (sede del Ejecutivo).

"Se terminó", enfatizó Chadwick quién deslizó una critica a los tribunales ya que de los cerca de 200 detenidos en la capital chilena, horas después todos fueron liberados, salvo un joven que quedó privado de libertad.

Al respecto, sostuvo que "el Gobierno busca que se aplique la ley. Carabineros cumple y hace su trabajo, logrando o evitando que las personas que hacen actos vandálicos puedan desarrollar sus acciones, pero cuando llegamos a los Tribunales de Justicia se otorgan las libertades".

No obstante, Chadwick aseveró que "este Gobierno respeta absolutamente a los Tribunales de Justicia, pero también pide que se pueda aplicar la ley en su correcta interpretación, en su objetivo de garantizar el orden público y la paz social

El ministro portavoz dijo que el Gobierno va a cumplir su responsabilidad de mantener el orden público. "Que la ley se aplique, que no exista impunidad y que los tribunales tengan y dispongan de las herramientas legales", acotó.

El ministro Chadwick dijo que "ahora comprenderán los que nos criticaban, por qué presentamos el domingo pasado un proyecto de ley" que endurece sanciones en el caso de desórdenes públicos.

El nuevo articulado, anunciado el pasado domingo por el Presidente Sebastián Piñera, crea el delito de saqueo y castiga con cárcel las tomas de colegios.

El proyecto tipifica como delito la "ocupación o invasión ilegal de inmuebles" y establece penas de hasta tres años de cárcel para los estudiantes que participen en tomas ilegales de colegios o universidades.

El vocero de La Moneda reiteró su crítica a la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), donde se agrupan todas las universidades tradicionales, al señalar que está manejada por sectores "muy intransigentes, muy extremistas".

Afirmó que en la reunión del pasado miércoles entre los estudiantes y el ministro de Educación, Felipe Bulnes, existían muchas posibilidades y espacios para empezar a construir acuerdos "pero al final prevaleció una actitud que revela que son los sectores más extremistas de la Confech los que están en la conducción".

"La mesa (de diálogo) no pudo continuar y ellos mismos se retiraron, porque sólo aceptaban el todo de lo que estaban planteando. Dijeron todo o nada, o nos dan el cien por ciento de la gratuidad o entendemos que la mesa se terminó. Es una actitud de intransigencia", concluyó Chadwick.

El pasado miércoles, los estudiantes, que llevan casi cinco meses movilizados en pro de una enseñanza gratuita y de calidad, rompieron el diálogo que mantenían con el Ejecutivo, al que acusaron de intransigente en el tema de la gratuidad.

Recomendados»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]