Reanudan en NY recogida de basura después del temporal

Por Agencia | Fuente: EFE | 2011-01-03

Camiones del servicio de limpieza recogen de las calles de Nueva York toneladas de basura después del temporal

NUEVA YORK, Estados Unidos, ene. 3, 2011.- Una semana después de que un gran temporal sumiera en el caos a Nueva York, las autoridades municipales reanudaron este lunes la recogida de basura, un servicio que no han podido realizar a causa de la acumulación de nieve y que ha dejado toneladas de desechos en las aceras de la ciudad.

"Ahora que se ha logrado un avance significativo en la limpieza de los efectos de la enorme nevada, podemos reanudar la recogida de basuras", dijo en un comunicado el director del departamento municipal encargado del servicio, John Doherty, quien alertó que el proceso será gradual y la vuelta a la normalidad podría llevar todavía "algún tiempo".

Una vez apartada gran parte de la nieve, la ciudad quiere recuperar así el pulso habitual y retomar la recogida de basura, que en muchos lugares no sea realiza desde el día de Nochebuena, antes de que la nevada que requirió el mayor despliegue en Nueva York de personal y recursos de atención de emergencias desde el 11 de septiembre de 2001.

Además de la cancelación de miles de vuelos en los aeropuertos cercanos a la ciudad y el cierre de numerosas vías de comunicación, uno de los efectos inmediatos de la tormenta y que se han convertido en más molestos para los ciudadanos es la acumulación de miles de bolsas de desperdicios en los exteriores de edificios y viviendas.

La acumulación de nieve impidió que las autoridades, centradas en su retirada y en el esparcimiento de sal, trabajaran en la recogida de desechos, por lo que muchos ciudadanos comprobaron con desánimo a medida que pasaban los días que sus aceras se convertían en auténticos vertederos.

En la mañana de este lunes se pudieron ver los primeros camiones de basura dando servicio en los distintos barrios de la ciudad y a los trabajadores de los servicios de limpieza recogiendo las toneladas de basura acumuladas en los exteriores de los edificios.

La recogida se ciñe, a los desechos generales y no a los destinados al reciclaje, cuya recuperación ha sido pospuesta hasta nueva orden, según indicó Doherty, quien sí invitó a los ciudadanos a empezar a depositar junto a la basura los abetos de Navidad, que también son recogidos desde este domingo.

"Se tardará algo de tiempo en recoger toda la basura, pero estamos satisfechos de poder ofrecer de nuevo este servicio esencial al público", añadió Doherty, cuyo departamento ha recibido fuertes críticas debido a la lentitud con la que se llevó a cabo la limpieza inicial de la nieve en las calles de la ciudad tras el temporal.

Las autoridades investigan ahora si, como dijeron numerosas voces en los días posteriores a la tormenta, el retraso en la llegada de los equipos de retirada de nieve a determinadas zonas de la ciudad se debió a un boicot encubierto de los propios trabajadores en protesta por los recortes presupuestarios aprobados recientemente.

El responsable del departamento municipal pidió asimismo a los ciudadanos su colaboración para facilitar la recogida y explicó que las bolsas que han quedado enterradas bajo los reductos de nieve deberán ser desenterradas por los propios neoyorquinos "para que los operarios tengan acceso a ellas".

Los neoyorquinos, que han mostrado su malestar durante toda la semana ante la que consideran de manera general una pobre respuesta a la tormenta por parte de las autoridades, asisten así un poco más aliviados al inicio de la recogida de las bolsas de basura, a las que muchos llamaban estos días "la nueva nieve" en las calles.

Durante días en algunas zonas ha sido casi tan complicado saltar los montículos de nieve como los montones de bolsas de desperdicios que esperaban a ser recogidas por los operarios en una ciudad donde no se utilizan contenedores de basuras.

Junto a los problemas de salubridad y el disgusto de los transeúntes, la cara más positiva de la presencia de las toneladas de bolsas de basura ha llegado de la mano de la historia de un joven de 26 años que el domingo saltó de un noveno piso en un edificio de Manhattan y salvó la vida al caer sobre un montón de basura.

La Policía de Nueva York informó de que a su llegada al lugar de los hechos el hombre se encontraba consciente y fue llevado a un hospital cercano, donde se encuentra estable dentro de la gravedad de sus heridas.

 

Recomendados»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]