La violencia y la inseguridad en Tamaulipas

Por Alberto Tinoco Guadarrama | Fuente: Noticieros Televisa | 2013-01-22

La violencia y la inseguridad en Tamaulipas

Cientos de migrantes son víctimas de la violencia en el estado; hay 36 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes

REYNOSA, México, ene. 22, 2013.- El estado de Tamaulipas está dentro de las 10 entidades más violentas del país con un registro promedio de 36 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes.

Aquí operan el Cártel del Golfo y Los Zetas, que disputan el control de ciudades como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Por la fuerza de la costumbre, en ciudades como Reynosa, la gente se ha impuesto nuevos códigos de convivencia, no se mencionan en público palabras como "narco". Cuando se habla de los grupos del crimen organizado, la gente sólo se refiere a "la maña", o simplemente a "ellos".

No hay cifras oficiales, pero se sabe que cientos de familias han dejado la ciudad para irse a vivir del otro lado de la frontera, en Estados Unidos.

"Acaba uno acostumbrándose, tristemente pero sí", dijo Lucía, habitante de Reynosa.

Cientos de negocios han cerrado, cansados de pagar la llamada "renta" o "derecho de piso", que cobra la delincuencia organizada.

La gente evita salir después de las ocho de la noche, en una especie de toque de queda autoimpuesto por la misma población.

Pero los bloqueos y los enfrentamientos armados, también son a plena luz del día, siempre que pasa un "vento", como le llaman a los incidentes violentos.

"Mis hijos iban a la escuela y ellos llegaron a ver varias cosas, gente armada que llevaba a otra gente, ósea personas normales, no estoy hablando de militares. Llegaron a ver incluso que hubo ocasiones que con armas los paraban para ver quiénes eran a dónde iban", explicó Lucía.

A través de las redes sociales, la gente ha encontrado una forma de autoprotección y una fuente de información alternativa sobre lo que sucede en Reynosa.

En la página de Facebook, "Valor por Tamaulipas", se intercambia información sobre temas relacionados con violencia e inseguridad. Los usuarios utilizan sus propias claves. Por ejemplo, "SDR" significa Situación De Riesgo, "PSDR" significa Posible Situación de Riesgo.

Pero la violencia que se vive en Reynosa, es todavía peor para los migrantes.

Los secuestros de migrantes han continuado en 2013.

"Aquí son cogidos pues muchas veces en secuestro. Han pasado tiempo en las casas de seguridad. Si por algún momento han podido ser liberados, rescatados, entonces vienen ellos con la angustia, el miedo y no saben a dónde ir. Están totalmente desorientados porque han pasado muy malos momentos en las casas de seguridad", explicó Sor María, quien trabaja en la Casa del Migrante Nuestra Señora de Guadalupe.

"El siete de diciembre fui secuestrado yo y otro compañero. Ellos ya traen controladas a quienes son sus víctimas unos días antes", aseguró Juan, un migrante indocumentado.

Durante el camino, los migrantes son fichados por el crimen organizado y a lo largo de toda su ruta son monitoreados hasta llegar a Reynosa.

"Están tan bien organizados que cuando pagas los 100 dólares te toman una foto y en un cuaderno escriben tu nombre y esa foto se la mandan por correo a alguien en la siguiente parada" explicó Néstor, otro migrante indocumentado.

Por increíble que parezca, el crimen organizado cobra a los indocumentados el "derecho de paso", que son 300 dólares por poder entrar a Reynosa. Pero también tienen que pagar solo por salir de esta ciudad.

"Y luego en el río tienes que pagar 500 dólares para poder cruzar", agregó Néstor.

La Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe, recibe y da apoyo a los migrantes que llegan o que son deportados en Reynosa.

La madre María, quien dirige este albergue, sabe que el enemigo está en casa.

"Hay gente disfrazada de policía o de militar, gente disfrazada en la calle y los mismos civiles que están armados, es una continua inseguridad. Ya no se sabe de quién fiarse. Tenemos gente que nada más está viendo quien entra, quien sale, a quien cogen a quien roban. No hay seguridad en las calles, no sabes con quien te topas", aseguró Sor María.

A fuera de este albergue, a plena luz del día, se puede observar a los halcones de la delincuencia, que se mantienen pendientes de quién entra y quién sale.

"Tratamos de advertirles del peligro que hay para que ellos sabiendo que terreno están pisando puedan tomar sus decisiones", comentó Sor María.

El pastor Héctor, de la Casa del Migrante Senda de Vida, asegura que en promedio 7 de cada 10 migrantes que pasan por su albergue, fueron violentados por la delincuencia.

La situación ha llegado a tal grado que hay casos de migrantes que se han suicidado.

"Verdaderamente hemos nosotros tenidos esas experiencias muy difíciles", explicó el pastor Héctor.

 

MCT

Te recomendamos»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]