Los caminos de la Virgen de Guadalupe

Por Miguel Camacho | Fuente: Noticieros Televisa | 2011-12-10

Un recorrido por los lugares en que ha estado el ayate de Juan Diego desde las apariciones de la Virgen de Guadalupe en 1531

CIUDAD DE MÉXICO, México, dic 10, 2011.- Desde que sucedieron las apariciones de la Virgen de Guadalupe en 1531, varios sitios, todos dentro del Valle de México, han servido de santuario para la veneración de la "Morenita del Tepeyac"

El padre Humberto Jiménez González reúne en "Tras las huellas del ayate", los resultados de sus investigaciones sobre los lugares que han albergado, a lo largo de 480 años, la tilma de Juan Diego con la imagen de la Virgen.

SIGLO XVI

Según los registros históricos a los que tuvo acceso el padre Jiménez González, luego de que Juan  Diego extendiera su ayate frente a fray Juan de Zumárraga, primer arzobispo de México, descubriendo la imagen de la Virgen de Guadalupe, el prelado le quitó la prenda al indio chichimeca y la colocó en su capilla privada.

Días después la imagen fue llevada a la llamada "Iglesia Mayor" o Catedral de la ciudad. En este templo estuvo pocos días, ya que el 26 de diciembre de 1531 fue transportada en procesión a una ermita de adobe levantada en el Cerro del Tepeyac, lugar donde "la señora del cielo"  pidió se le construyera.

La imagen permaneció en la ermita de adobe hasta 1566, año en que se pasó a otro pequeño templo, también construido en la zona, identificado por los historiadores como ermita de cal y canto.

El pequeño templo de cal y canto estuvo en servicio hasta 1622, año en que la imagen se colocó en una iglesia artesonada, llamada así por las vigas que la sostenían y a la vez adornaban el techo del templo.

SIGLO XVII

La imagen de la Virgen de Guadalupe estuvo en la iglesia artesonada en dos etapas de 1622 a 1629, cuando fue trasladada al centro de la ciudad para pedir su intercesión a fin de superar lo más rápido posible el impacto de la gran inundación que se presentó en la ciudad ese año.

De 1629 a 1634, la "Morenita del Tepeyac" estuvo alternadamente en la Parroquia de Santa Catalina Mártir y en la Catedral metropolitana, en el centro de la ciudad.

En  1634, una vez superados los efectos de la gran inundación, el arzobispo de México, Francisco Manzo y Zúñiga, ordenó que la imagen se regresara a la iglesia artesonada del Tepeyac, instrucción que se cumplió el 14 de mayo de ese año.

La imagen de la "Guadalupana" estuvo en la iglesia artesonada hasta finales de 1694, año en que se colocó en la llamada "Iglesia de Indios", un pequeño templo que aún se encuentra en las faldas del Cerro del Tepeyac.

Según los registros la iglesia artesonada fue demolida en enero de 1695 para dar paso a la construcción de la Colegiata de Guadalupe, que en 1904 por decreto del Papa San Pío X pasó a tener el grado "Basílica Menor" (antigua Basílica de Guadalupe).

SIGLO XVIII

En febrero de 1709 la imagen fue trasladada de la "Iglesia de Indios" a la Colegiata de Guadalupe, construida en lugar de la iglesia artesonada

Según las investigaciones disponibles, en el siglo XVIII la imagen permaneció la mayoría del tiempo en la Colegiata de Guadalupe (que después se convertiría en Basílica), únicamente fue llevada de 1791 a 1794 al convento de las capuchinas, construido junto al templo, para que se realizaran diversas mejoras en el santuario.

SIGLO XIX

En 1836 la Virgen de Guadalupe fue llevada nuevamente por unos meses al convento de las capuchinas para realizar diversas mejoras en la Colegiata.

El siguiente movimiento de la imagen se registró en  1847, para protegerla del ejército estadounidense, aunque no hay registros del lugar donde estuvo depositada.

La tilma se colocó nuevamente en su lugar después de firmar la paz con Estados Unidos en febrero de 1848.

Debido a la convulsión que provocó en México la Guerra de Reforma, "el cabildo guadalupano" tomó la determinación, en 1860, de mover de lugar la imagen debido a que se recibió la advertencia de que los liberales querían destruirla.

El padre Jiménez González asienta en su trabajo que hay un vacío en los archivos de la basílica entre los años 1860 y 1863, año en que la imagen fue regresada a su sitio, por lo que no es posible determinar el sitio donde estuvo depositada la imagen

De hecho, afirma el padre Jiménez González en su trabajo, no hay registros ni actas en el archivo de la Basílica de Guadalupe entre los años 1860 y 1863, cuando la Virgen fue regresada a su lugar, aunque no hay un registro de la fecha exacta en que esto se hizo

En 1888 la imagen fue movida de nueva cuenta de la Colegiata al convento de las capuchinas, para realizar en el santuario mariano una serie de modificaciones.

La imagen se regresó a su sitio a finales de septiembre de 1895 y el 12 de octubre fue la solemne coronación pontificia de la imagen.

SIGLO XX

La imagen de la Virgen permaneció en la antigua basílica hasta julio de 1926, cuando en plena guerra cristera fue sacada en un ropero, para ser llevada a la casa del ingeniero Luis Murguía, en la calle de Meave 22, en el centro de la ciudad. En su lugar, según los registros, se dejó una copia realizada por el pintor Rafael Aguirre.

La Virgen permaneció en la casa de Luis Murguía un año, hasta julio de 1927, cuando la llevaron a la Antigua Librería Murguía, propiedad de la familia,  en la calle 16 de septiembre 54, en el centro de la ciudad.

La imagen original de la Virgen de Guadalupe permaneció bajo custodia de la familia Murguía hasta junio de 1929, cuando fue llevada nuevamente al Tepeyac.

Los registros no vuelven a dar cuenta de un nuevo cambio de sede de la imagen hasta el 12 de octubre de 1976, cuando se colocó en  la nueva basílica, al pie del Tepeyac, sede que se ha convertido en el santuario mariano más importante de América y sede de la beatificación de Juan Diego, el mensajero de la Virgen Morena.

Recomendados»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]