La importancia de la siesta

Por Marco Dueñas | Fuente: FOROtv | 2011-08-09

Expertos aseguran que la siesta debe ser obligatoria en menores de 18 años, pero además afirman que los adultos que sí la acostumbran tienen mejores resultados laborales


CIUDAD DE MÉXICO, México, ago. 9, 2011.- No dormir adecuadamente provoca accidentes laborales, bajo rendimiento escolar, así como en el trabajo.

Es la importancia del bien dormir, pero también, según análisis recientes, de tomar una buena siesta.

Estudios aseguran que la siesta no sólo es buena, sino imprescindible para ciertos grupos como los menores de 18 años.

"Se liberan muchas hormonas durante el sueño, entre ellas la más importante o una de las más importantes, la hormona del crecimiento, entonces todos los niños, los bebés, los niños, deben dormir más", dijo el psicólogo Héctor Domínguez, de la Clínica Trastornos del Sueño de la UNAM.

Para el resto de las personas, de acuerdo a estudios de la NASA, en 26 minutos pueden recuperar 34 por ciento de energía. Especialistas mexicanos difieren.

"No existe en el mundo, ni existirá, un tiempo específico de siesta que sea realmente reparador porque, otra vez, esto es totalmente individual", añadió Alberto Labra, coordinador de la Clínica del Sueño de la UNAM.

Pero la siesta ¿es buena o mala?

"Si mi cuerpo me lo pide y yo sé que no va a tener consecuencias negativas en la noche, la siesta es una muy buena alternativa", agregó Alberto Labra.

Precisamente, si usted sufre insomnio, la siesta puede tener efectos contraproducentes.

"Cuando uno dice  voy a tomar una siesta y está más de una hora dormido, esto retrasa sin lugar a duda el ciclo natural del sueño, entonces en lugar de ser beneficiosa, se vuelve totalmente lo contrario", señaló el doctor Héctor Domínguez

Comer y luego dormir: Sin problema, aunque en algunos casos puede ocasionar problemas gástricos.

"Es normal que dé sueño cuando terminamos de comer, por una serie de cambios vasculares, químicos, dentro del organismo, tiene su función, vaya, por un motivo nos da sueño. Ir a tomar una siesta después de comer, no pasa absolutamente nada", añadió Alberto Labra.

Pero esto tampoco es universal.

Si usted sufre reflujo y/o gastritis, evite acostarse para hace siesta justo después de comer, pues, por simples efectos de la gravedad los ácidos llegarán con mucha mayor facilidad al esófago.

Pero excluyendo condiciones específicas, un descanso a media jornada, según análisis, puede ser un gran aliado de la productividad.

"Hay estudios que demuestran que efectivamente la productividad se aumenta cuando se permite un tiempo de siesta, en Japón se maneja entre 20 y 30 minutos y sabemos que hay un aumento en la producción de las empresas", dijo el coordinador de la Clínica del Sueño de la UNAM.

Los efectos pueden ser tan positivos que especialistas piensan, incluso, que valdría la pena hacer de la siesta un derecho por ley.

"El hecho de que la gente esté trabajando a su 100% finalmente es una cadenita y va a hacer que, de alguna manera, el país siga subiendo, me parece que es un punto importante, que valdría la pena pensar en legislarlo", concluyó Alberto Labra, coordinador de la Clínica del Sueño de la UNAM.

Recomendados»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]