Febrero: sinónimo de libros en el Centro Histórico del DF

Por Alonso Aguilar | Fuente: Noticieros Televisa | 2013-02-20

FILPM

Los organizadores de la XXXIV Feria Internacional del Libro de Palacio de Minera esperan romper el récord de visitantes; habrá 13 actividades por hora

CIUDAD DE MÉXICO, México, feb. 20, 2013.- Como cada febrero, los libros invaden el Centro Histórico. De este miércoles 20 de febrero al 4 de marzo de 2013, por trigésima cuarta ocasión el Palacio de Minería es sede de la Feria Internacional del Libro de Palacio de Minería (FILPM).

En su primer día el ambiente apenas se calentaba. Luego de la inauguración oficial por parte del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y con la presencia del gobernador de Quintana Roo, Jorge Borge y del Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, a las 16 horas se abrieron las puertas al público en general.

Para este momento, los voluntarios con playeras amarillas corrían de un lado para otro, entre los pasillos de piedra para apoyar a los expositores y editores en sus stands.

Mientras acomodaban las publicaciones en los libreros, se dedicaban a responder las preguntas de los curiosos o ayudarles a encontrar los libros que buscaban.

"El primer día son pocos visitantes. Lo bueno empieza el viernes: el número de visitantes incrementa hasta su cúspide dominical", dijo Eric Muñoz, expositor de la editorial mexicana Sexto Piso.

Su editorial tiene alrededor de 2 mil títulos a la venta, de los cuales 200 son de su edición. El resto es de otras editoriales internacionales.

"Nuestra presencia en estas ferias es muy importante porque aquí nos llegan a conocer. En las librerías es muy difícil que identifiquen tu marca: van por el autor y título. En cambio, aquí en el Palacio de Minería podemos vender más el nombre de la editorial", comentó Muñoz, mientras presumía los libros del escritor israelí Etgar Keret o del argentino Rodolfo Fogwill.

En los 13 días de la feria, se presentarán 674 publicaciones y se llevaran a cabo mil 255 actividades en torno a la literatura y los libros, señaló en entrevista Fernando Macotela, director de la FILPM.

"Son trece actividades por hora. Una delicia", puntualizó. Además, aconsejó a los visitantes que los días entre semana son mejores para visitar la feria, ya que los fines de semana son de mucha afluencia.

"Si piensas que el primer domingo [24 de febrero] es cansado, imagínate el último [3 de marzo]", dijo con una sonrisa.

Por los pasillos se podía ver algunos intelectuales discutiendo libros o próximos encuentros con escritores que se presentarán. "Referencia de la literatura italiana", "palabras profundas en cada verso", "no me gusta su narrativa, no corresponde a su época, algo anacrónico" son algunas frases que se escuchaban en el patio central, en el local de Editorial Almadía y cerca del gran espacio de Editorial Océano.

Entre los escritores participantes destacan el quintanarroense Héctor Aguilar Camín, que hará honor de representar a su estado, el cual funge como entidad invitada. Vicente Leñero, Élmer Mendoza, Juan Villoro y Bernardo Esquinca engalanarán con su presencia el número 5 de Tacuba.

Santiago Rincón fue de los primeros en llegar al local de Porrúa. Buscaba las obras de William Shakespeare. "Me odio. Siempre vengo a la FILPM por un libro y salgo con 10 ó 12. Ya me quedé sin dinero para comer". Aparte de las obras del escritor inglés, llevaba en su bolsa libros de Arturo Pérez-Reverte, Enrique Krauze y libros de la colección de la editorial Cal y Arena.

Este año se colocaron 600 sellos editoriales en 483 espacios separados para la colocación de sus libros. Mariela de Jesús, asistente de Prensa de la FILPM, se dijo optimista de que superarán la asistencia de la edición pasada de 151 mil visitantes.

Raquel Córdoba, que iba acompañada de su novio y una pila de libros en bolsas, estaba feliz por la poca afluencia de visitantes que le permitía encontrar los títulos deseados: "Yo sé que febrero es sinónimo de 'gastar mi mesada en libros'. Lo bueno de estos eventos son los descuentos". Algunas editoriales ofrecían un descuento especial por la feria de 30%. Nada despreciable.

Jonathan, expositor de la editorial Porrúa no dudó en señalar que en México, la gente no lee: "Es muy caro leer. Muchos de los libros con buenas ediciones cuestan más de 200 pesos, un precio que considero excesivo".

En cambio, Bruno Suárez, estudiante de la licenciatura de Historia de la UNAM y expositor en el espacio de Punto de Lectura, opinó lo contrario: en el país sí se lee, pero se consumen muchos libros 'de moda', como la saga de Crepúsculo o la de 50 sombras de Grey.

"Los considero libros de toque de puerta. A partir de estos libros, la gente descubre la lectura y puede llegar a Julio Cortázar, Carlos Fuentes o Mario Vargas Llosa", concluyó el estudiante de 23 años, con su gafete de 'expositor' y sus lentes.

Confesó que sus libros favoritos son Travesuras de la niña mala, de Vargas Llosa, y la saga completa de Harry Potter, de J.K. Rowling. Lo dijo mientras acomodaba los libros de Gaby Vargas.

 

 



AA

 

 

Te recomendamos»

Haz de noticieros tu página de incio

[[user.name]]

@[[user.screen_name]]

[[text]]

Noticieros televisa en facebook

[[from]]

[[description]]

[[date|date 'DD/MM HH:mm']]